agosto 23, 2005

A NUESTRO AMIGO GUSTAVO ACEVEDO

Re-Wiki
A pocos días de cumplirse el segundo mes de la trágica muerte por asesinato:
A NUESTRO amigo Gustavo Acevedo. Y digo NUESTRO, porque el que lo conoció lo fue, y si alguien más lo hubiera conocido, lo habría sido.
Gustavo siempre le sacaba la piedra a uno. Y la última, fue el día de mi cumpleaños. O en la madrugada del día después.
Pero con una de sus sonrisas… y él andaba cargado de ellas resolvía de una vez y te dejaba sin posibilidad de discusión.
Solo él sabía lo fácil que iba resolver sus problemas. Unas veces andaba medio apretado, no por dinero, que también, sino por el asma. Ese asma que le servía tantas veces para apreciar la sola respiración.
Trabajamos juntos en sus años más mozos, tan mozos, que ni siquiera tenía las cicatrices que los accidentes de carros, y la vida le fueron poniendo a buen respaldo.
La última vez, que lo vi, creo que fue en el parque del este, con sus chamitos, tirado en la grama.
Los chamos preciosos. Ya me los había mostrado en unas foticos que cargaba en la billetera vuelta mierda también, como era él. Pero sus chamos eran su tema ese día. Y en eso andaba.
No me imaginaba a mi amigote, el artista, el fotógrafo, el loco, el irresponsable, de papá. Ese día en el parque, me explicó que tenía la nota bajísima y que los había sacado porque si no, lo sacaban a él con todo.
Me preguntó por todos ustedes. A todos les acomodó un apodo certero, a todos los recordó con una sonrisa. Y conmigo, como siempre, cariñoso hasta los huesos.
Ya lo había visto cubriendo marchas, en sus reportajes gráficos. También nos encontramos por casualidad, y fue la vez que me recordó que me había embarcado el día de mi boda... me lo encontré en un recital de Chucho Valdés en el anfiteatro del Sambil. Esa noche, palo y palo, también había llegado tarde y tiró sus fotos, que luego vimos en El Globo. (Sin enlace porque no tienen página web).
Pero claro, con Gustavo cero planes. Quedamos que un día de estos nos íbamos a llamar porque vivíamos relativamente cerca para comernos una pasta de las que yo le preparaba en la época bohemia y para darme unas clases -siempre pendientes en su gran libro de asuntos pendientes-. Se nos quedó ese plan. Y me duele saber que dejaste un libro más grande de pendientes que de realizados.
Hasta ahora siento que me sacaste la piedra, chamo. El día que te enterraban, no pude organizar mi horario para acompañar a tu familia y que supieran que yo era una más de las que no lo podíamos creer.
Para quitarme un poco el ratón moral, llamé a algunos amigos comunes. No conseguía a nadie. Menos mal que estaba Mario. No sé quien apoyó a quien. Nos dejaste sin consuelo. También ese día supe que a Mario también lo embarcaste el día de su boda. Y todavía yo por lo menos cuando ando en mi trabajo de calle, pienso que de repente y te veo.
Bueno, chamo, lo hiciste otra vez. Nos sacaste la piedra. No apareciste a trabajar al día siguiente, y más de uno habrá pensado que estabas LOST, pero te hicieron trampa mí querido Gustavo. No te dejaron vivir. Y se llevaron hasta tus cámaras.
No se te ha hecho justicia, ni en vida y mucho menos ahora. Ubícate amigo, tu solo eres un muerto. Y ese es un chiste privado, de cuando yo te invitaba a cenar a las funerarias. Yo te decía: Gustavo hay que ir. Ese es un cadáver, no un muerto. Ahí hay comida. Como han cambiado las cosas con el tiempo. Ya no hay buenas cenas en las funerarias. ¿Hay buenas funerarias?
Ahora a los cadáveres es a los que les levantan investigaciones en la FISCALIA GENERAL DE LA REPUBLICA, a ti no. A ti te mataron. A los otros, los asesinan. A ti te sale solo quedarte vivo en nuestros corazones. Que sepan tus chamos que su papá era el propio pana.
Me imagino los planes que estarás haciendo viendo el paisaje desde allá.
Se me había olvidado decirlo. Somos muchos los que Te queremos Gustavo Acevedo. Si quieres, ver como te quieren mira el homenaje que te hicieron en la página del Sindicato Nacional de la Prensa. Pero ¿justicia? , bueno tu sabes, pa´nosotros no hay. Aunque yo crea que a ti te asesinaron.
Yo soy solo una más. Dios te Bendiga, Papá.

2 Comments:

At 25 agosto, 2005, Blogger Luzardo (AKA Procer) said...

Comentario fuera de tópico:

Hola, gracias por la visita, tienes un blog muy llamativo, las fotos son muy cómicas. Estaré leyendo por acá.

 
At 26 agosto, 2005, Anonymous Wiki V2k said...

Bienvenido Prócer! gracias por los comentarios.

 

Publicar un comentario

<< Home